La agenda oculta de Chávez

Todos los argumentos y el júbilo inicial de la prensa local de Colombia, luego de la muerte de Raúl Reyes y de otros dieciséis guerrilleros a manos del ejército nacional en territorio limítrofe colombo-ecuatoriano, palidecen en contraste con la preponderancia que en el plano internacional se le ha dado al hecho de que el ataque militar hubiera tenido lugar en tierras ecuatorianas.

Creo que el ejército colombiano incurrió en un serio error al violar la soberanía de Ecuador, con justificación o no. No sólo por el hecho en sí mismo, sino por las circunstancias que lo rodean. Este incidente, que por sí solo habría causado malestar aún entre gobernantes amigos, ha dado pie para que se destapen las cartas entre nuestros vecinos y le sirvió de excusa a la vecindad para amenazarnos abiertamente.

Desde hace días, el comandante Hugo Chávez a toda costa está tratando de encontrar una justificación para atacar a Colombia y ha recurrido a toda suerte de provocaciones para lograr desencadenar una reacción de nuestro impulsivo Presidente. Puede que sólo esté “haciendo fieros”, pero la consigna del mandatario venezolano parece ser: “guerra o guerra”.

No soy uribista, no me gusta Uribe. Pero, aunque quiero dejarlo claro, este no es el asunto a discutir aquí. El problema es que en el ámbito internacional nadie parece notar que detrás de las acciones verbales, políticas ycomerciales tan virulentas de Chávez contra nuestro país puede haber una agenda oculta. ¿Cuál es esa agenda oculta? ¿Para qué compró submarinos hace uno o dos años? No creo que sea para hacer desfiles militares frente a las playas de Venezuela. ¿Por qué en cada intervención incita a la guerra? Hasta hace unos pocos días Chávez decía que nuestro país planeaba atacar a Venezuela, con la ayuda de Estados Unidos… Y, como parece que esa estrategia no le ha funcionado, ahora le está “chupando rueda” al incidente con el Ecuador.

¿Que es lo que realmente le interesa a Chávez? ¿La Guajira? ¿El Arauca? ¿Desacreditar a Uribe para impedir una eventual tercera reelección? (Lo único que ha logrado al interior de Colombia es catapultar la popularidad de Uribe) O simplemente usar el viejo truco de desviar la atención hacia problemas que enardecen el nacionalismo y hacen olvidar los problemas locales como el desabastecimiento de alimentos que actualmente padecen los venezolanos. ¿Qué le interesa a Chávez? ¿Todas las anteriores? He ahí el enigma de la Esfinge.

A veces tengo la sensación de que en el exterior nadie parece haber notado que —según lo muestra abiertamente Chávez, y de una manera menos clara el presidente del Ecuador, Rafael Correa— nuestros vecinos han estado respaldando y legitimando las acciones de las Farc, que son un grupo reconocido como terrorista en el ámbito internacional. Tampoco que, en el plano nacional, el consenso, el plebiscito que le gritamos al mundo el pasado cuatro de febrero fue: las Farc no son los voceros del Pueblo ni lo representan, no queremos a las guerrillas, estamos en contra del secuestro y pedimos la libertad para los secuestrados, sin condiciones, y YA. Que tampoco queremos ni a los paramilitares, ni a los ejércitos mafiosos, ni a las facciones del Ejército que son violadoras de los derechos humanos.

¿Cómo presenta estos hechos la prensa internacional? En estos enlaces va una muestra de cómo los están presentando periódicos como El País, de España; el Miami Herald; el New York Times; El Espectador, de Colombia; el diario El Comercio, de Ecuador (que, en mi opinión, presenta sobriedad y equilibrio al informar sobre lo que está ocurriendo, especialmente si consideramos que es el primer periódico ecuatoriano), y Últimas Noticias, de Venezuela. Así también lo registra Wikipedia.

Esta es una sumatoria de incidentes delicados que merecen una atención muy cuidadosa y responsable por parte de la prensa y de los organismos internacionales. Ante una situación de estas, urge la presencia de organismos que entren a mediar en el conflicto.

3 Responses to “La agenda oculta de Chávez”


  1. 1 Galo marzo 4, 2008 a las 3:59 am

    De acuerdo con vos. Aunque celebro el golpe dado por las fuerzas militares es innegable que un ataque no autorizado genera todo tipo de problemas. Cada día se hace más evidente el respaldo de los gobiernos de Chávez a las FARC y se ha destapado abiertamente el de Correa, a quien muchos consideraban más moderado. La situación actual no está para quedarnos en el eterno debate en torno a la figura de Uribe, puesto que con él o sin él al mando los propósitos de Chávez son los mismos. Saludos.

  2. 2 Filipogs marzo 4, 2008 a las 5:13 pm

    Muy de acuerdo, Chávez está toreando al gobierno colombiano.

  3. 3 markota marzo 5, 2008 a las 3:15 am

    Galo: da hasta rabia referirse a Rafael Correa; en mi opinión ha mostrado falta de carácter al plegarse a la voluntad de Chávez. Ojalá que nuestros voceros ante la comunidad internnacional tengan los suficientes calzones para dejar bien claro la otra cara de la moneda; es decir, la nuestra.

    Filipogs: no sólo está tratando de torear a Colombia, sino de vender sus ideas al resto de mundo. Mucho perifoneo y pobres argumentos de venta.

    Gracias por la visita y los comentarios.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Un punto de vista muy personal

Este es el blog de Marta Restrepo. En él se expresan todas las Martas que me habitan: la racional, la emocional y todas sus subdivisiones.

Algo sobre mí

Entrevista en equinoXio, en la columna de Lully: "Al desnudo en mi balcón".

Nube de etiquetas

Twitter

  • Y, a todas estas, ¿qué dice la FM? ¿Fresca ,#VickyDavila, que no pasó nada? 2 years ago
  • Y en Colombia los amamos. Hoy los venezolanos, su actitud y su entereza me despiertan gran admiración. Estoy segura de que no soy la única. 2 years ago

A %d blogueros les gusta esto: