Secuestro express

El asesinato de los 11 diputados caldenses a manos de la guerrilla de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), que los había mantenido secuestrados por 63 meses ¡es doblemente horroroso! No hay atenuantes. Pero ni siquiera este hecho parece hacernos reaccionar, porque es más de lo mismo. Ya estamos anestesiados. Esas 11 muertes se suman a las de las 1269 personas que han muerto en cautiverio, en los últimos diez años, en Colombia. Como quien dice, ya son 1280 (que se sepa). Y, al fin de cuentas, no pasa nada.

Si a esto sumamos las contradictorias y volubles reacciones del Gobierno, no parece haber un Norte claro, porque en todos estos años el presidente Uribe no ha tenido una posición clara frente a este consuetudinario crimen de lesa humanidad y se ha movido al vaivén de sus impulsos.

¿Qué lugar ocupa el secuestro organizado, como negocio, dentro de la economía informal de Colombia? Suena descarnada esta pregunta. Pero cabe perfectamente en la realidad de este país. Porque el secuestro es una próspera industria, de la cual desconozco cifras consolidadas.Las cifras oficiales cuentan que los dineros cobrados a las víctimas oscilan entre un millón de pesos y cifras superiores a los 5000 millones. El 52% de los secuestradores exige sumas de entre uno y 50 millones; el 42%, cobra cifras que entre 50 y 1000 millones y el 6% restante, de 1100 millones en adelante.

Seguimos como si nada a pesar de que, como digo en el post anterior, 23 329 personas han sido secuestradas en Colombia en los últimos diez años. De ese total, 3142 permanecían secuestradas a mayo 31. La página del Ministerio de Defensa con las estadísticas tiene catalogados varios tipos de secuestro, según la modalidad; ya sea común, extorsivo y hasta el denominado “secuestro express”; esta cartera tiene clasificaciones por departamento, por profesión, por perfil del secuestrado, por tipo de secuestro, por año, etc. Esto de por sí ya es un síntoma.

El 65% de los secuestros en la última década en Colombia han pertenecido al denominado secuestro extorsivo y el 21% al común. El 14% restante quedó en la fase de indagación preliminar. Del total de las 23 329 personas que han sido secuestradas en la última década, 372 han logrado fugarse, 13 325 han sido liberadas por sus captores, 799 ha sido liberadas bajo presión y 4 422 han sido rescatadas.

Según el informe de la oficina antisecuestro sobre la autoría de este delito, 6772 secuestros, es decir el 29%, ha sido llevado a cabo por las FARC; 5389 (el 23%), por la guerrilla del ELN; 3775 (el 16%) por la delincuencia común, y 1163 ( o sea el 5%) por las autodefensas. Sin embargo, hay un limbo sobre quién ha ejecutado 5105 secuestros, o sea el 22% del total, porque la autoría no ha sido establecida. Como quien dice que ni las cifras ni los porcentajes que de allí salen son confiables.

Secuestro express

Esta modalidad, que ya aparece definida hasta en Wikipedia, parece un juego de palabras o una frase publicitaria, pero no lo es. Así se llama una de las modalidades de secuestro que existe en Latinoamérica y, específicamente, en Colombia. Los secuestradores interceptan a la víctima y la retienen por unas horas o unos pocos días y la exprimen hasta sacarle todo el dinero de las cuentas bancarias y las tarjetas de crédito. Luego, la liberan. A veces la presión se extiende sobre la familia de la víctima. Esta modalidad, conocida también como “Paseo millonario”, está clasificada dentro del secuestro extorsivo.

Este es a grandes rasgos el panorama nacional en materia de secuestro, de acuerdo con las cifras oficiales. Pero, como ocurre con tantos otros asuntos, como los relacionados con el sector de la salud, sospecho que el subregistro oculta las verdaderas dimensiones de este delito.

4 Responses to “Secuestro express”


  1. 2 Galo junio 30, 2007 a las 12:49 am

    Qué tristeza. Pasaron cinco años secuestrados para morir asesinados. La industria del secuestro es uno de los mayores males que atravesamos los colombianos. Es imposible sentir algo distinto a dolor y rabia por lo que sucede en nuestro país. Hoy más que nunca debemos clamar por la libertad de todos los secuestrados (sí, es probable que no cambiará las cosas pero al menos sentará un precedente). Un abrazo.

  2. 3 markota julio 6, 2007 a las 4:29 pm

    Hola, Sandel¿A qué horas fue que nos acostumbramos a vivir en medio de este horror? En este instante se me ocurre que algo así debe haber ocurrido con la población civil en la Segunda Guerra Mundial. Nos anestesiamos y nos volvemos indiferentes para no sufrir. Y en nuestro silencio hay una terrible complicidad con el orden establecido. El miedo a convertirnos en blanco de los violentos nos silencia.

    Un abrazo.

    Hola, Galo En mi opinión, los diputados son un símbolo. En este país han ocurrido muchas otras masacres, mucho más grandes y ha habido tasas más altas de secuestro que las actuales. El asunto es, ¿cuándo vamos a reaccionar?

    Ojalá que este episodio vaya más allá de ese precedente al que te refieres; pero, sospecho que los Medios ya encontrarán otro tema para entusiasmar a la gente y cambiar la película mental, como tantas otras veces.

    Te mando un abrazo.

  3. 4 mauro febrero 23, 2008 a las 10:51 pm

    holaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Un punto de vista muy personal

Este es el blog de Marta Restrepo. En él se expresan todas las Martas que me habitan: la racional, la emocional y todas sus subdivisiones.

Algo sobre mí

Entrevista en equinoXio, en la columna de Lully: "Al desnudo en mi balcón".

Nube de etiquetas

Twitter

  • Y, a todas estas, ¿qué dice la FM? ¿Fresca ,#VickyDavila, que no pasó nada? 2 years ago
  • Y en Colombia los amamos. Hoy los venezolanos, su actitud y su entereza me despiertan gran admiración. Estoy segura de que no soy la única. 2 years ago

A %d blogueros les gusta esto: