Con los ojos bien abiertos

Todo tiende a volver de nuevo a la normalidad y ahora estoy de regreso a mi gratificante rutina en Markota. Acabo de pasar unos días de trabajo intenso, de extensas jornadas empeñada en darle un punto final satisfactorio al piloto de un proyecto editorial. Quedé agotada y feliz, con un cansancio que siento sin oponer resistencia. El balance de la exposición del proyecto no pudo haber sido mejor. Ahora baja un poco el ritmo, pero la actividad sigue y estoy llena de cosas por hacer; la responsabilidad que tengo en mis manos es enorme y eso me alegra.

Hoy me ocurre algo que parecía impensable y es que me dedico a hacer exactamente lo que me gusta y me pagan por ello: estudio, escribo y enseño. ¿Qué más puedo pedir?

En los años que tengo de vida, en este fugaz instante que llevo transitando por el estado de estar integrada milagrosamente en este sistema orgánico que me permite abrir los ojos y tener conciencia de mi misma y del afuera en que habito, he sabido lo que es despertarme por la mañana, abrir los ojos y sentir que me invaden descargas de adrenalina que me hielan las entrañas por la súbita toma de conciencia de que tengo que salir de la cama a enfrentarme con hostiles ambientes de trabajo, a desempeñar labores por las que siento rechazo, a violentarme en la convivencia con la mediocridad aplastante de otros y también con la mía.

He sabido lo que es acostarme en la noche y querer dormirme para no volver a despertar; pasar noches en vela con el futuro atravesado en la garganta como un puño que me atenaza y no me deja respirar; intentar mirar un poco más allá y toparme con una muralla infranqueable que me impide ver cualquier horizonte. He sabido lo que es sentir que ya agoté todas mis reservas y que nada nuevo me espera.

También he vivido la muelle rutina de la vida mediana, sin sobresaltos, marinando el alma en un aburrimiento sin aristas ni bemoles, sintiendo que me hundo lentamente en la no existencia. Pensando que trabajar es una maldita condena en la que no tiene cabida lo placentero y que estoy gastando la vida metida en un cajón delimitado por cuatro paredes y un horario de 48 horas que me roba la existencia y me chupa las entrañas y los sesos sin darme la posibilidad de sentirme viva.

Creo que fue en la película “The Sheltering Sky” (El cielo protector), de Bertolucci, donde la última frase que dice el narrador (John Bowles, que es el mismo autor de la novela) es algo así como que en la vida pocas veces ocurren grandes cosas y que a veces cuando las vivimos no nos damos cuenta.

Parodiando la película de Stanley Kubrick “Eyes Wide Shut” (“Con los ojos bien cerrados”), yo decidí hace rato intentar vivir la vida “con los ojos bien abiertos”. Hoy aprecio mi presente, el trayecto en que me encuentro de este viaje en eterno presente que es la vida.

11 Responses to “Con los ojos bien abiertos”


  1. 1 Galo febrero 7, 2007 a las 3:55 pm

    Felicitaciones por lo del proyecto. Me tenés que contar acerca del avance del mismo. Es bueno verte (leerte) tan contenta. Un abrazo.

  2. 2 astrolabio-jsa febrero 7, 2007 a las 7:53 pm

    Qué bueno que todo haya salido bien. Creo que estás sintiendo que tienes viva cada una de tus células. Saludo.

  3. 3 markota febrero 7, 2007 a las 8:49 pm

    Hola, Galo, estoy realmente contenta. Ya te contaré el avance de mi trabajo, todavía queda mucho por hacer, pero es pura “carpintería”. Definitivamente para mí editar es un placer y enseñar es otro que apenas estoy redescubriendo. Eso de escribir es algo esencial. Un abrazo.

    Astrolabio, alias Julio, así me siento: viva. Estoy en uno de esos momentos en los que cada cosa resulta mejor que la anterior y todo me gusta. Es como si me hubieran tapado los ojos, me hubieran llevado con un lazarillo a un lugar desconocido, me hubieran soltado y al abrir los ojos me descubriera dentro de una tienda llena de chocolates exquisitos.

    De otro lado, te cuento que ayer compré “El sonido de la montaña”, de Yasunari Kawabata y dejé encargado “Lo hermoso y lo triste”. Ya te contaré cuando los lea. Un abrazo.

  4. 4 Víctor Solano febrero 7, 2007 a las 11:56 pm

    Markota: Te felicito por lo del proyecto, por tu reencuentro con tus hábitos, y por tus descubrimientos. Te hice por ahí una invitación para que te autoentrevistes, una MEMEntrevista.

    Un abrazo,
    victorsolano.com

  5. 5 markota febrero 8, 2007 a las 2:18 am

    Víctor, mil gracias por tu invitación, ya la había visto y le pienso dedicar a mi (tu) autoentrevista el tiempo que se merece. Imagínate que tenía en preparación un post precisamente sobre la teoría general de MEMES; ya inclusive había recopilado algo de información de Richard Dawkings y Daniel Dennett. Vamos a ver si me animo a publicarlo, así ya no resulte tan original el tema.

  6. 6 OJOS SECOS (¿demasiado abiertos?) febrero 8, 2007 a las 4:18 am

    De tanto mantener los ojos abiertos, a ver si se me pegaba la buena suerte de la autora, se me secaron……….
    Procederé a demandar al medio de comunicación respectivo…….
    También aprovecho para promocionar el primer capítulo de la telenovela “Pies planos”, y que surgió a partir de un comentario “casual”. Para más información, favor ir al sitio respectivo…

  7. 7 Maria Lia febrero 8, 2007 a las 11:54 am

    A este estado se llega despues de un trabajo profundo con uno mismo, estoy segura que no es por casualidad.
    Exitos

  8. 8 Markota febrero 8, 2007 a las 12:00 pm

    ¡Hola, Ojos secos! (THILO) Tú sabes que hay lágrimas artificiales, pero no porque esté queriendo que llores, sino para que se te humedezcan los ojos.
    En cuanto a la novela, pues ojalá develes el misterio que se oculta tras los pies en cuestión… ¿planos? ¿descalzos? ¿todas las anteriores? ¿ninguna de las anteriores?
    Un abrazo y ¡coja juicio!🙂

  9. 9 Markota febrero 8, 2007 a las 12:01 pm

    María Lía, gracias… un abrazo.

  10. 10 astrolabio-jsa febrero 8, 2007 a las 7:11 pm

    Jajaja, ¿cómo así que “alias Julio”.

  11. 11 Markota febrero 8, 2007 a las 9:05 pm

    ¿O Julio “alias” Astrolabio?
    Un abrazo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Un punto de vista muy personal

Este es el blog de Marta Restrepo. En él se expresan todas las Martas que me habitan: la racional, la emocional y todas sus subdivisiones.

Algo sobre mí

Entrevista en equinoXio, en la columna de Lully: "Al desnudo en mi balcón".

Nube de etiquetas

Twitter

  • Y, a todas estas, ¿qué dice la FM? ¿Fresca ,#VickyDavila, que no pasó nada? 2 years ago
  • Y en Colombia los amamos. Hoy los venezolanos, su actitud y su entereza me despiertan gran admiración. Estoy segura de que no soy la única. 2 years ago

A %d blogueros les gusta esto: