Tolú, un trozo de carbón enclavado en un enorme diamante

Por donde cruza el petróleo pasa una desbordante bonanza económica que genera impacto en la comunidad, ya sea mediante beneficios para la zona de influencia, calidad de vida o derroches incontrolables de nuevos ricos. Eso es lo que se espera que ocurra, en general. Pero también puede llegar el fantasma de la corrupción, con todas las perversiones que esto entraña.

En el municipio de Santiago de Tolú, paradisíaco rincón de la geografía colombiana, específicamente en su corregimientoTanques oleoducto en Coveñas Coveñas, situado a solo 20 kilómetros de distancia, en el departamento de Sucre (Colombia), sobre el mar Caribe, en el océano Atlántico tienen asiento cuatro muelles donde desembocan varios oleoductos: el oleoducto Caño Limón-Coveñas, el oleoducto de Colombia (ODC), el oleoducto Central (Ocensa) y las líneas de 12″ y 16″ operadas por la Empresa Colombiana de Petróleos S.A. (Ecopetrol).

Pero, además, por aquí no solo circulan entre el 77% y el 83%Cable Submarino Maya 1 del petróleo que exporta Colombia, sino que también a estas
playas llega el cable submarino Maya 1 que conecta a La Florida con Tolú. Todo esto da para pensar que debería ser un municipio próspero; pero allí las regalías y todos los dineros que ingresan, por el concepto que sea, han sido sistemáticamente robados a raponazos por la clase política, los paramilitares y la guerrilla.

Por esta razón Santiago de Tolú, un municipio enclavado como un trozo de carbón en un enorme diamante, sobreagua en medio de uno de los índices más altos de pobreza de Colombia. Un documento del Ministerio del Medio Ambiente asegura que en varios municipios de la región, entre los que se incluye Tolú, “Las coberturas de agua potable son bajas pues han sido contaminado los ríos, ciénagas y mares, con poco saneamiento de las aguas servidas, lo que también perjudica la pesca”.

Según el estudio del Banco de la República “Riqueza y despilfarro, la paradoja de las regalías en Barrancas y Tolú”, realizado por Joaquín Viloria De la Hoz y publicado en 2002, las cifras más recientes disponibles arrojan que el Índice de Necesidades Básicas Instisfechas (NBI) para Tolú en 1993 indicaban que el 57,6% de la población, es decir, más de la mitad, vivía en situación de NBI, y que el 31,2%, la tercera parte de sus habitantes, vivía en la miseria absoluta. Otras cifras arrojaron que el 30,2% de la población habitaba en viviendas inadecuadas, el 19,2% poseía servicios inadecuados, el 20,7% vivía en hacinamiento crítico, se presentaba un 10,8% de inasistencia escolar y el 20,7% vivía en situación de dependencia económica. (No encontré datos más actualizados, así que si algún lector dispone de nueva información, pues es bienvenida).

El último censo del Departamento Nacional de Estadísticas (DANE), arrojó que para 2005 el 14,8% de la población no tenía ningún nivel educativo, el 39,5% ha alcanzado la educación primaria, el 28,5% secundaria, solo el 3,6% había alcanzado la educación profesional y el 0,2% especialización, maestría o doctorado. Sin embargo, los resultados del estudio “La paradoja de las regalías en Barrancas y Tolú”, indican que en el año 2000 el analfabetismo era del 36%.

Años de robos por millares de millones… Y eso que solo estoy citando el caso de Tolú.

12 Responses to “Tolú, un trozo de carbón enclavado en un enorme diamante”


  1. 1 astrolabio enero 8, 2007 a las 7:25 pm

    Aterradora estadística. A veces creo que la corrupción es un mal peor que las Farc.

  2. 2 markota enero 8, 2007 a las 8:37 pm

    Astrolabio, la corrupción es tan grave como cualquier otra actividad que atente contra el bienestar común, venga de donde venga. Es cierto lo que dices; las acciones de los políticos ladrones son tan corruptas como las de los grupos al margen de la ley.
    Un abrazo.

  3. 3 lully enero 8, 2007 a las 9:06 pm

    Interesante enfoque y forma crìtica y objetiva de manejarlo.
    Markotica, te dejo un enlace del especial de equinoXio que hizo Marsares porque allì te cita, no se si te habrás dado cuenta.
    http://www.equinoxio.org/especial-2006/en-un-lugar-de-la-blogosfera-894-894/
    “(…)Terminada la labor, un ocho de mayo, nuestra casa abrió sus puertas. Los curiosos no tardaron en venir. La primera en llamar a la puerta fue Markota, con la dulce voz que (…)
    Felicidades!

  4. 4 markota enero 8, 2007 a las 10:48 pm

    Hola, Lully. Gracias por contármelo, no me había dado cuenta. Acabo de visitarlo, leí el post, me encantó la historia que armó con todos nosotros y me alegró mucho no solo sentirme parte de este grupo de personas que aprecio, sino la especial deferencia que tuvo conmigo.
    Gracias Marsares y recibe mi abrazo de año nuevo.

  5. 5 manuch enero 9, 2007 a las 8:46 am

    Me gusta tu forma crítica de ver la realidad !, por cierto no es muy distinta a la de Costa Rica.

  6. 6 markota enero 9, 2007 a las 12:08 pm

    Manuch, lo increíble es que estas cosas pasen de forma sistemática, en las narices de los gobiernos y todo siga igual. Tanta ceguera solo puede ser producto de la complicidad, ya sea porque también “comen” de ahí, o porque sus propios pecados les impiden actuar como deberían.
    Y unos pocos ladrones que tuvieron la visión de encontrar una mina de recursos para robar sin tener que usar armas ni antifaces, se enquistan sistemáticamente en los puestos públicos y se roban los recursos en unos montos inconcebibles, mientras que la población permanece sumida en la pobreza. Ese delito debería ser considerado tan grave como el secuestro o el homicidio, porque el ladrón le está robando a comunidades enteras los recursos que le corresponden para satisfacer sus necesidades básicas. Y no es demagogia lo que digo, es algo real desde el punto de vista más práctico.

  7. 7 manuch enero 10, 2007 a las 2:33 am

    Estoy muy de acuerdo, robarle a un país, en el ejercicio de sus funciones públicas para las cuales fueron elegidos, robarse los recursos que desde mi perspectiva no tienen dueño, pertenecen a las personas para usarlos en su beneficio colectivo debería ser un delito grave. Porque en cierta forma igual los estas matando al adueñarte de todo de forma avara, lentamente.. un homicidio.

  8. 8 markota enero 11, 2007 a las 3:21 pm

    Manuch la corrupción es un engendro que se retroalimenta, porque el corruptor corrompe para mantener su capacidad de robar y el que se deja corromper una vez, no tiene reversa, así que prefiere guardar silencio o seguir recibiendo las mordidas y comisiones que le pasan por debajo del escritorio. El único que podría hacer algo es el Estado, y… tampoco lo hace… ¿Cuál puede ser la razón? adivina, adivinador…

  9. 9 o-lu enero 15, 2007 a las 1:41 pm

    Hola Markota,

    Interesante entrada.
    Ahora, lo que sucede en Tolu no es un caso aislado, y no se explica por la sola corrupcion. El tema de las llamadas “economias de enclave” (extraccion sistematica de recursos en municipios sin que esto repercuta en mejores condiciones de vida para los habitantes) es un tema bien conocido de las ciencias sociales.

  10. 10 markota enero 15, 2007 a las 2:17 pm

    O-lu, qué rico tenerte por aquí.
    A propósito del significado de las “Economías de enclave”, pues me pusiste a buscar en internet y encontré la siguiente definición en una revista digital argentina llamada La tecla: “Entendemos por economías de enclave aquellas que se localizan en determinadas regiones, explotando intensamente un solo producto mientras dura la demanda del mercado, utilizando mano de obra explotada y barata. Al finalizar la demanda deja poco o nulo provecho para el país donde se desarrolla, pues no existe reinversión ni diversificación de la economía, ni genera un mercado regional de producción y consumo. Las ganancias contribuyen al crecimiento de las fortunas personales de los productores, mientras el Estado tiene escasa o ninguna intervención más allá de la captación de ingresos fiscales”.
    Sorprende confirmar cómo las comunidades conviven pacíficamente con estas situaciones abusivas, ante la complicidad por omisión de los sucesivos gobiernos de turno.
    Está claro que eso no solo sucede allí sino en cualquier lugar del planeta en donde no haya estados presentes o medidas de control social lo suficientemente fuertes como para refrenar a los corruptos, a los ladrones o a los abusivos.
    Gracias por tu comentario.

  11. 11 reynaldo torres junio 13, 2008 a las 11:38 am

    desafortunadamente gracias a la mente corrupta de algunos , los toludeños no podemos distfrutar de las beneficios que produce nuestro pueblo.

  12. 12 cwo abril 20, 2010 a las 3:18 pm

    POR ESO HAY Q VOTAR POR MOCKUS PARA Q ESA CORRUPCIÓN ACABE Y LAS OPORTUNIDADES DE SUPERARSE ACADEMICAMENTE DE MUCHOS COLOMBIANOS POR FIN PUEDA DARSE


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Un punto de vista muy personal

Este es el blog de Marta Restrepo. En él se expresan todas las Martas que me habitan: la racional, la emocional y todas sus subdivisiones.

Algo sobre mí

Entrevista en equinoXio, en la columna de Lully: "Al desnudo en mi balcón".

Nube de etiquetas

Twitter

  • Y, a todas estas, ¿qué dice la FM? ¿Fresca ,#VickyDavila, que no pasó nada? 2 years ago
  • Y en Colombia los amamos. Hoy los venezolanos, su actitud y su entereza me despiertan gran admiración. Estoy segura de que no soy la única. 2 years ago

A %d blogueros les gusta esto: