Nuestro cerebro ha sido un arma de doble filo

El hombre es un demonio para sí mismo y para las demás especies. Nuestro cerebro es un arma de doble filo, que nos ha permitido sobrevivir sin que tengamos alas, garras, colmillos, ponzoñas o patas largas para correr; que nos ha permitido crear cosas tan complejas como las culturas, como la nanotecnología (que nos lleva hasta los linderos de la ficción); pero, al mismo tiempo ha sido una herramienta letal que cada vez pone más en riesgo la vida misma en general, gracias a la creación de armas de destrucción con potencial suficiente para exterminar toda forma de vida del orbe.

Hay biólogos que estiman que si el hombre continúa con el mismo ritmo que trae de destrucción, y si a nungún sicópata se le ocurre antes apretar un botón, en los próximos 100 años la mitad de las especies desaparecerá de la faz de la tierra. Según afirman, estamos a las puertas de lo que se ha denominado la extinción masiva del Holoceno, que ha venido siendo causada por la acción del hombre sobre la biosfera.

Es cierto que en el curso de la historia el planeta ha barajado y repartido de nuevo varias veces en cuanto a la aparición de nuevas formas de vida. En el tiempo de existencia de nuestro planeta ha habido seis extinciones masivas; pero el actual proceso tiene la particularidad de que está siendo inducido por la acción de nuestra especie.

6 Responses to “Nuestro cerebro ha sido un arma de doble filo”


  1. 1 THILO octubre 10, 2006 a las 12:49 am

    Filosóficamente siempre me pregunto si esta destrucción no hace también parte de la “evolución natural” del hombre como especie, o si es “artificial”, toda vez que aunque “animal racional”, pues sigue siendo “animal”. Tu misión, si decides aceptarla, es encontrar la respuesta a este problema existencial…:-)

  2. 2 markota octubre 10, 2006 a las 2:58 am

    Thilo: a veces me hago la misma pregunta. Yo siento que tengo una responsabilidad con el hábitat y con los seres vivos que me rodean. Sin embargo, hace algunos años leí un libro que se llama “Lo pequeño es estúpido”,
    http://premium.vlex.com/doctrina/Revista-Derecho-Urbanistico-Medio-Ambiente/Beckerman-Wilfred-Lo-peque%F1o-es-estupido-Una-llamada-atencion-Verdes/2100-144361,01.html, en el cual el autor, entre otros, plantea su inquietud sobre la justicia o no de que los países del primer mundo quieran proteger el ecosistema del tercer mundo, como patrimonio de la humanidad, y que mientras que ellos tienen resueltas sus necesidades básicas de supervivencia, aquí los colonos tienen que talar franjas de bosque para poder sobrevivir, porque, entre otras cosas, no encuentran otra manera de hacerlo.
    El problema es mucho más complejo. De todos modos todo se va a acabar, eso es cierto. Yo voy a morir uno de estos días y, sin embargo, siento el compromiso de cuidar de mí misma mientras viva, de seguir unos principios en los cuales lo que prima es el respeto por mí y por mi prójimo. Esto lo hago extensivo a otras formas de vida. Quiero ayudar a construir o, al menos, a proteger. Creo que es un asunto de ética. No sé tú qué pienses.

  3. 3 THILO octubre 10, 2006 a las 4:12 am

    Definitivamente me va tocar invitarte a tomar un capuchino un día de estos, para hablar con libertad, pues mi chuzografía con mi dedo índice me va a entiesar la mano.🙂 Por cierto, espero que aparezca pronto el hijo de tu amiga. Me imagino que lo han buscado por cielo y tierra. Suerte en esa. THILO

    pd Es que el ilema ético es interesante. Bajo la teoría de la “destrucción natural” por predominio del hombre, pues nos quitamos la responsabilidad, pero también reconocemos implícitamente que “nuestra naturaleza” es más fuerte que nuestra voluntad, y en esa medida, somos más humildes, en teoría. Si decimos que estamos destruyendo a la naturaleza, implícitamente manifestamos nuestra creencia de que somos más poderosos que la naturaleza.

    Bueno, en realidad es un ejercicio retórico, y un razonamiento sofista. La solución probable está en demostrar que la naturaleza del hombre es la de conservar su medio ambiente, y en la medida que no lo hace, va en contra de su propia naturaleza. Sin embargo, de ser así, “el crebro como arma de doble filo” quedaría desvirtuado, y cabría decir, que quienes tienden a proteger la naturaleza (tú) tienen cerebro, y los que no lo hacen, pues no. Pura dialéctica. Espero no aburrirte.
    Ciao.

  4. 4 markota octubre 10, 2006 a las 2:56 pm

    Hola, Thilo. Empecé a escribir mi respuesta a tu comentario, pero me gusta tanto el tema que lo voy a publicar en un post. Lo del capuccino queda pendiente. La idea de armar tertulias entre blogueros que tienen afinidades, sea presenciales o virtuales, me parece muy atractiva; de hecho, de este tipo de experiencias han salido iniciativas como la de Equinoxio (no sé si haya ocurrido lo mismo con BlogJuan) y eventos de alcance local e internacional. No he ido a ningún evento bloguero, porque al fin y al cabo llevo poco tiempo en este cuento, pero cada vez me gusta más.
    Un abrazo virtual.


  1. 1 ¿Es la especie humana superior a los otros animales? « Markota Trackback en julio 10, 2007 a las 7:30 pm
  2. 2 domi ¿Es la especie humana superior a los otros animales? | Maestroviejo's Blog Trackback en enero 6, 2014 a las 11:11 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Un punto de vista muy personal

Este es el blog de Marta Restrepo. En él se expresan todas las Martas que me habitan: la racional, la emocional y todas sus subdivisiones.

Algo sobre mí

Entrevista en equinoXio, en la columna de Lully: "Al desnudo en mi balcón".

Nube de etiquetas

Twitter

  • Y, a todas estas, ¿qué dice la FM? ¿Fresca ,#VickyDavila, que no pasó nada? 2 years ago
  • Y en Colombia los amamos. Hoy los venezolanos, su actitud y su entereza me despiertan gran admiración. Estoy segura de que no soy la única. 2 years ago

A %d blogueros les gusta esto: