Los verdaderos criminales

Me revolvieron las entrañas las declaraciones que hizo recientemente Alfonso López Trujillo, cardenal colombiano, alrededor del aborto practicado legalmente hace pocos días a una niña de 11 años que quedó en embarazo luego de que fue violada por su padrastro. Por eso me conmovió la última columna que Héctor Abad publicó en la Revista Semana, con el título: “El verdadero Malhechor”. Se trata de una posición que comparto plenamente.
En el discurso del cardenal alcanzo a vislumbrar el afán medieval de remover el miedo al castigo eterno y a quemarnos en los infiernos que con tanto esmero nos inoculó la religión católica desde nuestra infancia. Un discurso maniqueo y oportunista, que busca amedrentar a una comunidad como la nuestra, que da papaya para que la sigan manipulando desde los dogmas; que sigue aferrada a unas pocas y débiles creencias, sin ver que la realidad es mucho más infernal que ese miedo infantil al que reaccionamos irracionalmente.
López Trujillo dijo que él no había amenazado a nadie con la ex comunión; pero habló del riesgo que había… Eso, en mi opinión es una amenaza, aunque no lo parezca.
No puedo dejar de reconocer el poder que tiene la iglesia como institución, y por eso mismo no entiendo su falta de norte para actuar en consecuencia con la responsabilidad social que le corresponde.
Considero que la religión católica debería concentrar sus esfuerzos en proteger los derechos de los grupos de población más vulnerables, como son los niños, las minorías étnicas, las mujeres, los desplazados, los que pierden las guerras, etc., en lugar de salir a rasgarse las vestiduras y pretender someter al escarnio público a los médicos que cumplieron con el deber moral de tratar de devolverle algo de la autoestima, la dignidad y el derecho al “libre desarrollo de la personalidad” que le arrebató un hombre enfermo a esta pobre niña.
Si yo fuera bien creyente, y actuara en consecuencia, pediría la ex comunión para el violador y para todos los que sí deberían ser castigados o separados de la sociedad; el problema es que pediría la ex comunión para tantos homicidas de verdad, que el cielo se quedaría sin una buena tajada de creyentes. Es por eso que sospecho que, para dar muestras de poder, a la iglesia católica le resulta mucho más simple apelar a ese espanto que parece producir la amenaza de excomulgar a unos pocos médicos, que asumir una posición responsable en la que sancione social o moralmente a los verdaderos criminales, es decir, a todos los que sí matan, violan, mutilan y cometen crímenes atroces todos los días.

2 Responses to “Los verdaderos criminales”


  1. 1 Julián Ortega Martínez septiembre 22, 2006 a las 4:22 pm

    Pero como ellos sufren tanto, por la “tiranía” de la Corte Constitucional. Rubiano salió pidiendo para ellos la tolerancia que no practican. Para ellos es más importante ignorar o incluso “proteger” a los verdaderos criminales que señalas. Un saludo.

  2. 2 markota septiembre 22, 2006 a las 7:21 pm

    Julián, en río revuelto, ganacia de pescadores. Ayer la iglesia puso sobre el tapete el tema de la pobreza en Colombia. Es una realidad escandalosa, máxime cuando vemos que hay tantos que están tan contentos con el crecimiento de la economía. El asunto del hambre, que debería ser una prioridad dentro de las políticas de cualquier gobierno del mundo, aquí se reduce a un tema taquillero que se cierne como una cortina de humo sobre el tremendo embrollo que armó el Papa con sus afirmaciones.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Un punto de vista muy personal

Este es el blog de Marta Restrepo. En él se expresan todas las Martas que me habitan: la racional, la emocional y todas sus subdivisiones.

Algo sobre mí

Entrevista en equinoXio, en la columna de Lully: "Al desnudo en mi balcón".

Nube de etiquetas

Twitter

  • Y, a todas estas, ¿qué dice la FM? ¿Fresca ,#VickyDavila, que no pasó nada? 2 years ago
  • Y en Colombia los amamos. Hoy los venezolanos, su actitud y su entereza me despiertan gran admiración. Estoy segura de que no soy la única. 2 years ago

A %d blogueros les gusta esto: