Gratitud

(Esta entrada la publiqué el pasado 16 de julio en mi blog llamado: markota.bitacoras.com,)

Sentir que pertenezco a un lugar y a un grupo humano es algo que pensé que había perdido para siempre y ¡cuánto lo aprecio!

Tengo infinidad de razones para estar agradecida con la vida. Luego de vagar dos años y medio como una loba extraviada, de tener el pelaje opaco, de vivir entre desconocidos, de desempeñar el papel de forastera, de advenediza, y de intentar construir lazos afectivos, estoy de de regreso a mi clan, al sitio al que pertenezco.
Estoy cerca de mi familia, de mis hermanas,  de mis padres, viejos, pero llenos de vida y de amor. Estuve cerca de mi hermano, con el que pude compartir algunos días luego de llevar años sin vernos. He podido disfrutar de nuevo del grupo de amigos que quiero entrañablemente, que me quieren como soy, que me aprecian simplemente por ser yo, que me acogen confiados y que gritaron de felicidad al verme, que se emocionaron al saber que estaba de regreso.
Sentir que pertenezco a un lugar y a un grupo humano es algo que pensé que había perdido para siempre y ¡cuánto lo aprecio!
Estoy en un lugar en el que tengo una historia, donde los que me conocen saben quién soy y yo sé quiénes son ellos.
Con el asombro de una recién llegada a la vida, veo los regalos que me ofrece generoso el universo. A través de la ventana tengo este paisaje que me sé de memoria, siento la tibieza del aire y me lleno de gratitud.
Desde el primer día en que llegué a Medellín retomé el ejercicio físico, que había abandonado hace ya no sé cuánto tiempo, y mi cuerpo ha respondido con una nobleza que me desconcierta; me siento cada vez más liviana, los músculos han comenzado a moldearse lentamente bajo la piel, he ido recuperando la flexibilidad de mis articulaciones y puedo sentir cómo los tendones ganan cada día un poco más de elasticidad; inicié una dieta moderada con la que he perdido casi todos los kilos de más que había ganado en los últimos tiempos; estoy tomando el sol con prudencia, he retomado la escritura personal y de nuevo siento que tengo la vida por delante. Darme cuenta de esto último me asusta, pero me llena de ganas.
Sé que acabo de cerrar un ciclo y, por la misma razón, que estoy empezando otro que me llevará por caminos que todavía no vislumbro con claridad, pero que quiero construir con el entusiasmo que hoy me habita.

2 Responses to “Gratitud”


  1. 1 Anabeche noviembre 7, 2006 a las 11:45 am

    ¡Cómo te entiendo! Me alegro mucho por ti.

  2. 2 markota noviembre 7, 2006 a las 1:10 pm

    ¡Hola, Ana! ¡Qué rica tu visita!
    Haber estado lejos por un buen tiempo, más de dos años, y regresar, me permite ver con una mirada nueva todo esto que hoy le da forma a mi vida. Siento el aprecio de los míos con una intensidad que me emociona.
    Aunque sé que vives muy lejos de los tuyos, siento verdadera envidia por ti, porque tienes la dicha de vivir en un lugar paradisíaco, con Ivar, que es un esposo y un compañero. Solo hay que estar un rato con ustedes para darse cuenta de que él te admira, de que se aprecian y se quieren.
    Yo valoro lo que tú tienes y también me alegro por ti.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Un punto de vista muy personal

Este es el blog de Marta Restrepo. En él se expresan todas las Martas que me habitan: la racional, la emocional y todas sus subdivisiones.

Algo sobre mí

Entrevista en equinoXio, en la columna de Lully: "Al desnudo en mi balcón".

Nube de etiquetas

Twitter

  • Y, a todas estas, ¿qué dice la FM? ¿Fresca ,#VickyDavila, que no pasó nada? 2 years ago
  • Y en Colombia los amamos. Hoy los venezolanos, su actitud y su entereza me despiertan gran admiración. Estoy segura de que no soy la única. 2 years ago

A %d blogueros les gusta esto: